Revista R       Una nueva opción en información

Recorridos


Turismo

Hoteleria

Gastronomía

Cultura

Cinematógrafo

Entretenimiento

Televisor

Farándula

Deporte

Tierra

Modernidades Tecnológicas

Recetario Médico

Publicitarias

Productos y Marcas

Responsabilidad Social

Trapitos

Hermosura

Financieras

Turitour Tlaxcala

Texto y fotos. Rafael Del Valle Contreras.

Turitour nos sorprende este inicio del 2022, integrando a su ya atractiva lista de destinos, la capital del estado más pequeño de la República Mexicana… Tlaxcala.

Con una importante y por demás interesante historia, la ciudad de Tlaxcala espera a los usuarios de Turitour con los brazos abiertos, todos los sábados, para mostrar sus encantos, tradiciones, gastronomía y hospitalidad, dando un extra en el recorrido, ya que se incluye para terminar la jornada,  al pueblo de Val´Quirico.

La salida es todos los sábados, desde el pasado 30 de abril del 2022, con horarios escalonados que comienzan a las 8:30 a.m. En el Auditorio Nacional, 8:40 a.m. Ángel de la Independencia, 8:45 a.m. Reforma 222, 8:50 a.m. Hemiciclo a Juárez, 9:00 a.m. Zócalo.

Viajando cómodamente por cerca de dos horas, en un autobús panorámico, con la oportunidad de tener una bella panorámica de los volcanes. Nos espera en la ciudad de Tlaxcala, antes del mediodía, un guía, que al darnos la bienvenida, nos invita a una caminata por el centro histórico de la ciudad, para dirigirnos posteriormente al Palacio de Gobierno y conocer allí, la historia del estado, por medio de los murales que plasmó en ese lugar Desiderio Hernández Xochitiotzin.

En cerca de 400 metros cuadrados, en extraordinarios trazos de color, podemos descubrir y entender la historia del pueblo tlaxcalteco, desde su mitología indígena, interacción con los españoles y los acontecimientos más importantes de la historia de nuestro país.

Tras dejar el Palacio de Gobierno y continuar la caminata por el centro histórico, nos dirigimos hacia el Conjunto Conventual Franciscano y Catedrático de Nuestra Señora de la Asunción, por una bella cuesta empedrada, que sin temor a equivocarnos, es una de las más hermosas del país.  

Dicho conjunto conventual es la actual catedral tlaxcalteca, y es considerado Patrimonio Mundial de la UNESCO, por sus características arquitectónicas, hechas por manos indígenas, es uno de los puntos clave del recorrido.

Desde lo alto de la cima que hemos subido, a un costado de la Torre del Campanario del Conjunto Conventual, tendremos una hermosa vista del siguiente punto a visitar, la Plaza de Toros Jorge “El Ranchero” Aguilar.

La Plaza fue construida en el siglo XIX, siendo un símbolo de la ciudad, que para los años ochenta del siglo XX, le dio el nombre de uno de los ídolos taurinos tlaxcaltecas. En su visita, se pueden recorrer todos los rincones de la plaza, desde su gradería, ruedo y corrales. Teniendo la oportunidad también de tomar un capote, unos cuernos con ruedas y practicar las suertes de la fiesta brava.

Siendo Tlaxcala uno de los estados con mayor tradición pulquera, irse sin degustar la llamada “Bebida de los Dioses” sería algo que no, nos podríamos perder. Por lo cual, la ruta incluye una degustación de pulque, en La Tía Yola, una de las pulquerías que igualmente goza de gran tradición. Con una increíble decoración, que mantiene presente al Emiliano Zapata y el Padre Nuestro del Pulque, habrá la oportunidad de probar tanto el pulque natural, así como algún curado del día. Si la sed pide más pulque, habrá la oportunidad de pedir un vaso, del que se haya elegido, mientras regresa el autobús, que nos llevará al Santuario de Ocotlán.

La Basílica de Ocotlán, centro religioso, que resguarda en su interior una impresionante belleza barroca, y en sus retablos, narra las apariciones de la virgen de Ocotlán, es otro punto obligado, en la visita a la ciudad de Tlaxcala, que atinadamente se incluye en el paseo que ofrece Turitour Tlaxcala, siendo justamente este punto, el último que se hace en la ciudad, antes de partir al pueblo de Val’Quirico.

El desarrollo inmobiliario Val´quirico, es un pueblo construido al más fiel estilo de la Toscana Italiana, donde se encontraran, tiendas, paseos a caballo, cervecerías, café y restaurantes.

El Mesón del Taurino, es el lugar, donde se llevará a cabo la comida, que viene incluida con el costo del boleto. Consta de cuatro tiempos, un huarache con salsa verde o roja, como entrada, sopa tlaxcalteca, alambre de bistec de res y como postre buñuelo bañando con miel de piloncillo y nieve de vainilla, más dos vasos de agua de Jamaica.

Finalmente, después de comer habrá tiempo de recorrer Val´quirico, tomarse unas fotos, disfrutar de los músicos o artistas y hacer compras, antes de abordar el autobús, entre las 5:00 o 6:00 de la tarde, para regresar a la ciudad de México.

Turitour Tlaxcala, tiene un costo de $799.00 por adulto, $720.00 por niño e Inapam. Incluyendo Transporte panorámico ida y vuelta, guía especializado y alimentos.

 


 

 

 

 

 

 

Turismo

Hoteleria

Gastronomía

Cultura

Cinematógrafo

Entretenimiento

Televisor

Farándula

Deporte

Tierra

Modernidades Tecnológicas

Recetario Médico

Publicitarias

Productos y Marcas

Responsabilidad Social

Trapitos

Hermosura

Financieras

 Xalapa. Café, Historia y Aventura

Texto y Fotos. Rafael Del Valle Contreras.

La ciudad de Xalapa,  se levanta hoy en día, no sólo como la capital del estado de Veracruz, sino como una ciudad cultural que convierte su historia y lugares cercanos, en atractivos turísticos, ofreciendo un  producto, que justamente brinda, cultura, historia, gastronomía, café y aventura.

De esta forma,  el viaje comienza muy temprano desde la ciudad de México, a 5 horas de Xalapa, para llegar a una rica y tradicional comida jalapeña en el restaurante Salto de Xala (Av. Murillo Vidal #238) Galardonado por su rico sabor, sirviendo a la mesa sus famosos molcajetes, de costillas o longaniza con queso. Previamente para abrir apetito, un queso arriero, picaditas, garnachas y tamal de cazuela, acompañados con agua de sabor, finalizando con café y postre. Como atractivo extra, para tomarse la foto, está su horno de piedra a la entrada de la cocina y su gran cantidad de fotografías distribuidas por el lugar.

Una vez que se ha comido, continúa el recorrido a uno de los espacios íconos de la ciudad, el Museo de Antropología, considerado el segundo  museo más importante en su tipo en el país y el primero a nivel universitario. Recorrer sus salas, es recorrer de forma intencional el territorio veracruzano, ya que su diseño se basa justamente en el mapa del estado de Veracruz.  Alberga en su colección las tres culturas que se instalaron en el estado. La olmeca, totonaca y huasteca. Sin duda las 7 cabezas olmecas originales que resguarda, son uno de sus máximos atractivos, junto a la pieza El Señor de las Limas. Escultura tallada en piedra cuya historia, comienza con su hallazgo en 1965 en la comunidad de las Limas, por unos niños que jugaban en ella, se ligó a una virgen con el niño en brazos, hasta su robo en lo que fuera el primer museo de la ciudad y su encuentro años después en un hotel en la Unión Americana. Motivo por el cual, ahora, en nuestros días se encuentra resguardada tras cristales.

     

Saliendo del museo, el siguiente paso es recorrer el centro histórico de la ciudad. Siendo Xalapa cuna de cuatro presidentes de la república. Antonio López de Santa Anna. Sebastián Lerdo de Tejada, José Manuel Herrera y Francisco Javier Echeverría, sin olvidar a otros tantos personajes de nuestra historia como lo son Fernando Lerdo de Tejada, Juan de la Luz Enríquez Lara, quien da su apellido a Xalapa de Enríquez  y Enrique C. Rebsamen, entre otros.

Parada obligada en el recorrido son su catedral con una sola torre, que en su interior resguarda los restos del santo mexicano San Rafael Guízar y Valencia, quien también tiene un museo en lo que fuera el edificio del obispado de Xalapa, para conocer su vida y milagros. El Parque Benito Juárez, en tres niveles, construido en lo que alguna vez fue el convento de San Francisco. además del Palacio de Gobierno y sus murales.

Para finalizar el primer día, una experiencia sensorial y de sabor en la finca Don Silvano, conociendo los secretos del café en una interesante cata de dicha bebida, bajo luz  roja y el canto de los grillos, para terminar en una pequeña cena maridaje, con el café local y  sus diferentes  formas de extracción, resaltando que cada uno de los productos de la cena, son también locales.

         

Para pasar la noche, no hay nada como un buen hotel, en esta caso el anfitrión será el Astro Inn Express, cuya comodidad es indiscutible, resaltando su juego de luces, que nos ofrece desde luz tenue para descansar o una luz blanca fuerte para desarrollar otras actividades. Una estancia placentera, será terminada al otro día, con un rico desayuno a base del típico pan de Xalapa, mole de Xico y café de su propia finca.

        

Una vez terminado el desayuno, se continúa con la visita al Museo del Café Bola de Oro, uno de los mayores y más tradicionales productores de café en el estado. El recorrido abarca desde la germinación de la semilla, visita al invernadero, recorrido por la finca, siendo esta parte una experiencia única, donde nuestra cámara fotográfica no dejará de disparar. Para posteriormente pasar al museo y conocer las máquinas donde se procesaba el café desde la selección de la semilla, tostado y molido. La experiencia incluye nuevamente una muy profesional cata, que nos va mostrando los diferentes tuestes de café, con sus características especiales y sabor. Se tiene la oportunidad de comprar café a buen precio, además de regalos y recuerdos de la finca y de la marca.

         

Posteriormente la aventura y la acción se hará presente en nuestro viaje al visitar el campamento México Verde, espacio dedicado al entretenimiento en la naturaleza,  en actividades como rafting, senderismo, tirolesa, trekking acuático etc, resaltando la seguridad en las actividades y profesionalismo en que se  desarrollan. Quien no quiera realizar ninguna de estas actividades, simplemente se puede quedar en la zona de alberca y jacuzzi.   Con 30 años de historia, México Verde, es pionero en el turismo de aventura, y ha sido base del desarrollo  económico de Jalcomulco, municipio veracruzano donde se encuentra. Tras la actividad, se tendrá la comida y comenzará el regreso a la ciudad de México.

         

La montaña veracruzana, crea su propia cultura, distinta a la del puerto, pero que se suma al mosaico cultural veracruzano. Siendo un mundo por descubrir por los turistas, que busquen vivir diversas experiencias en un fin de semana.

          


 

 

 

 

Turismo

Hoteleria

Gastronomía

Cultura

Cinematógrafo

Entretenimiento

Televisor

Farándula

Deporte

Tierra

Modernidades Tecnológicas

Recetario Médico

Publicitarias

Productos y Marcas

Responsabilidad Social

Trapitos

Hermosura

Financieras

Zempoala Hidalgo, un México por Redescubrir

Texto y Fotos. Rafael Del Valle Contreras.

Con una gran historia y pasado, el municipio de Zempoala en el estado de Hidalgo, a tan sólo 40 minutos de la ciudad de México. Ofrece a los visitantes una cascada de atractivos que van desde la historia del lugar, que se liga a sus ex haciendas pulqueras, la gran mayoría en perfecto estado, incluso conservando el mobiliario original de hace más de 100 años,  conocer la cultura que se ha creado en torno al maguey, no sólo en lo referente al pulque, que por sí mismo representa otro de sus atractivos, sino en todo lo que la planta de maguey ofrece a la industria y naturaleza. Rica gastronomía, una vez más ligada al maguey o a sus panes, iglesias y paisajes.

La característica principal de Zempoala, es que se trata de un municipio que no concentra sus atractivos en la cabecera municipal, sino se extienden a lo largo de todo su territorio. Permitiendo la implementación de diferentes rutas turísticas, que se pueden llevar a cabo en varias visitas.

Comenzando con centro del lugar,  en la plaza central, dos construcciones son las que sin duda llamarán nuestro interés: La Hacienda Casa Grande. Surgida a raíz de las leyes de Reforma. Los terrenos que eran propiedad del clero, pasaron a manos privadas (Cesario Enciso) y así se fue construyendo lo que ahora es la plaza central y la hacienda, que comenzó a funcionar como mesón. Al paso del tiempo, se le construyó un segundo piso, en estilo afrancesado como era la moda en el porfiriato y fue cambiando sus actividades, hasta llegar a nuestro días, para hacer un recorrido histórico o bien para celebrar diversos eventos sociales.  Siendo sin duda lo más interesante el perfecto estado de conservación y la riqueza que resguarda en mobiliario y artículos originales de su fundación.

       

El convento agustino del siglo XVI, junto a la parroquia de Todos los Santos,  nos recibe en primer lugar con una capilla abierta, la iglesia y su torre, que fue construida despues que la nave central de la capilla. Desde lo alto del campanario, simplemente se tiene una espléndida vista del lugar, que por su belleza  ha sido y es, locación para diversas películas del cine nacional. Finalmente antes de abordar el turibús que nos lleve por donde alguna vez, se encontraban las vías del ferrocarril que transportaba el pulque, que se producía en el lugar a la ciudad de México. El aroma a rico pan horneándose, guiará nuestros pasos a la Guadalupana, panadería con cerca de 70 años de existencia, que aún conserva sus hornos de leña y produce las famosas Burras, parecidas a un cocol pero hechas con miel y queso.

             

Un agradable Turibús, nos espera frente a la puerta principal de la parroquia, y nos llevará, como ya se ha dicho por el antiguo camino que ocupaban los durmientes del ferrocarril, disfrutando de un paisaje agavero, diversas vistas del volcán Tecajete y diversas haciendas, comenzando por la llamada San Juan Pueblilla, construida a finales del siglo XIX, que en su época de esplendor se dedicó a la producción de pulque. Actualmente su conserva su torreón, que alguna vez sirvió para protección y resguardo de la hacienda,  hoy se fabrica cerveza artesanal, existe un cómodo hotel y se alquila para celebrar bodas.

                                    

El recorrido continúa rumbo a la estación y hacienda de Tecajete. Lugar donde empezaremos a conocer una interesante historia, ya que allí se encuentran los manantiales que surtían de agua al llamado Acueducto del Padre Tembleque. Obra hidráulica que data del siglo XVI, cuyo destino era llevar agua justo desde el volcán Tecajete a la población de Otumba. En el año de 2015, fue nombrado por la UNESCO en la ciudad de Bonn Alemania como Patrimonio Mundial. El acueducto fue construido por iniciativa del Padre  Tembleque, que según se narra, subió varias veces al cerro Tecajete para hacer la planeación de esta obra hidráulica, que hoy en día, recibe a miles de turistas interesados en conocer su historia  y tomarse una foto en el lugar.

       

A la hora de la comida, nada mejor que lo más representativo del lugar, que para el caso de Zempoala, se puede comenzar, con un curado de diferentes sabores o pulque natural. mixiotes, ximbotes, barbacoa etc. Recalcando que justo el Ximbote, es lo más representativo. A una penca de maguey, se le separa la tela superficial, llamada mixiote, pero no en su totalidad, se le añade carne de cerdo, pollo o res, más nopales, papas y otras verduras, se cubre finalmente con la  maya del mixote, se amarra la penca y se lleva al horno en la tierra. Una verdadera experiencia para el paladar que al andar por estos rumbos no se puede dejar de probar.

Finalmente, antes de pensar en el regreso, se puede visitar una ex hacienda más, como por ejemplo la llamada de los Olivos. Igualmente en su pasado se dedicó a la producción de pulque, también conserva el mobiliario original y hoy en día se usa para eventos sociales. Se le puede recorrer para conocer más del mundo que se vivió en Zempoala, que desde un origen prehispánico, comenzó su historia llegando hasta nuestros días con un fuerte legado cultural, digno no sólo de un Pueblo Con Sabor, reconocimiento que le otorgó el gobierno de Hidalgo, sino bien debería de ser inscrito en la lista de Pueblos Mágicos del país. Lo cual sería un verdadero detonante para la creación de más servicios turísticos de calidad, ya sea en transporte, hotelería, señalización, restaurantes etc.

             


 

 


Turismo

Hoteleria

Gastronomía

Cultura

Cinematógrafo

Entretenimiento

Televisor

Farándula

Deporte

Tierra

Modernidades Tecnológicas

Recetario Médico

Publicitarias

Productos y Marcas

Responsabilidad Social

Trapitos

Hermosura

Financieras

Conocer Puebla, bajo el cobijo de un buen hotel.

Texto y Fotos. Rafael Del Valle Contreras.

Cuenta la historia que un 19 de mayo de 1863, dos días después de que las fuerzas mexicanas ya no tuvieran  medios para defender la ciudad de Puebla, el ejército francés entró a dicha ciudad, que vivió más de 60 días de sitio, sin agua ni alimentos. Encontrando una ciudad destrozada, gente con hambre y sed. Pero con el valor de las tropas republicanas que imposibilitadas para la defensa, destruyeron el armamento que quedaba y se negaron a firmar un documento que les impedía volver a levantar las armas ante el ejército invasor de Francia. Algunos historiadores hablan de crónicas que afirman que el sitio fue comparable con los hechos que se dieron en la guerra de Crimea u otros escenarios bélicos del siglo XIX.

        

155 años después, la historia de esos hechos dantescos, es simplemente eso, Puebla, continuó escribiendo su historia, levantándose de aquellas cenizas, para convertirse en la cuarta ciudad más grande de México. Dueña de diversos atractivos turísticos, que no solamente narran su historia, sino envuelven al paladar, a la vista y al corazón. Dueña una gastronomía que no se queda únicamente en el tradicional mole, semitas o chiles en nogada, sino se abre a la búsqueda de nuevos sabores, en sus diversos y contemporáneos restaurantes que buscan justamente combinar la cocina tradicional con otros elementos.

         

De igual forma, Puebla se valora y se presenta en sus museos, una vez más no sólo en los heroicos fuertes de Loreto y Guadalupe, escenarios de la batalla del 5 de mayo de 1862, donde “Las armas nacionales se vistieron de gloria” sino que sigue invirtiendo en crear nuevos espacios como lo es el Museo Internacional del Barroco. Construcción de vanguardia, obra del Arquitecto japonés Toyo Ito. Que a lo largo de sus 7 salas de exhibición, nos van llevando de la mano, tanto por la Puebla barroca, como por el barroco a nivel mundial, siendo así un museo que mantiene intercambio continuo con más museos a nivel mundial para la permuta constante de experiencia, conocimiento y materiales. Dando al espectador una forma interactiva de conocer este estilo artístico que prevaleció cerca de tres siglos y abarcó todas las manifestaciones artísticas.

         

Obviamente, para visitar una ciudad como lo es Puebla, se necesita de un hotel, que cumpla con todas las expectativas de calidad, servicio, limpieza y una buena cocina, para emprender una aventura turística.  Con una vista increíble  de la ciudad, en su terraza, el  Hotel Occidental JF Puebla, cumple en más de un 100%, con las exigencias y necesidades de sus huéspedes. Empezando por un decorado, que agrada a la vista, desde el mismo instante en que se entra al hotel. Que se mantiene en cada una de sus habitaciones e instalaciones, las cuales son amplias, confortables y cómodas. Resaltando el piso del cuarto de baño y regadera, cuya mejor característica es simple estar a una temperatura agradable a nuestros pies.

El Hotel Occidental JF Puebla, cuenta con  habitaciones en tipo Superior Ejecutiva, Suite y Honeymoon. gimnacio, Lobby, Bar (Medusas), Restaurante; con un variado y apetitoso buffet para el desayuno, posteriormente dando servicio a la carta, amplios salones para eventos con capacidad hasta para 200 personas, siendo uno de ellos totalmente privado y con vista casi de 360 grados.

Su cercanía con el centro de la ciudad (Zacatlán N.10, Colonia la Paz 72160 Puebla, Puebla, México) pero a la vez la tranquilidad que le rodea, son sin duda otro más de sus atractivos, sin olvidar su cercanía con la terminal de autobuses. Agregando también que su ubicación y comunicación lo ubica cerca de otros sitios de interés en Puebla, aspectos de suma importancia tanto para hacer turismo de hospitalidad, trabajo, individual o bien reuniones.

Puebla, cuenta con todos los servicios para quien decide conocerla. En su centro histórico resalta su catedral obviamente de estilo barroco, cuya construcción comenzó en el siglo XVI y así escribió sus leyendas, como por ejemplo la  campana  llamada Santa María de la Concepción que fue subida al campanario por los mismos ángeles, después de que los seres terrenales tras varios intentos no podían hacerlo. Cuenta con 7 vitrales hechos en Baviera, Alemania,bajo la firma F.X.Zettler el siglo XIX, en estilo Munich, de lo más destacado a finales de ese siglo. Los arcángeles: Rafael, Gabriel, Uriel y Chamuel, adornan las torres. La tumba del General conservador Miguel Miramón, tras dejar el panteón de San Fernando en la ciudad de México, por el simple hecho de que su viuda no pudo soportar que descansará en el mismo  camposanto que el Presidente Benito Juárez, lo trasladó a la catedral, creando así un punto más de visita en ese lugar.

Conocer Puebla, es conocer el lugar que nació del sueño que tuvo el obispo Juan de Palafox, que vio como los ángeles trazaban la ciudad, entendiendo que debía construir una ciudad en el punto clave entre el comercio que llegaba del Pacífico y el Golfo de México, convirtiéndose  por lo tanto en el punto económico de la entonces Nueva España. Un recorrido en Turibús nos permitirá descubrir sus puntos de interés además de tomar increíbles fotografías, saliendo desde el jardín de la plaza principal, regresando al mismo sitio. Sin olvidar la parte moderna de la ciudad, subiéndose a la llamada Estrella de Puebla que desde 2013, rueda de la fortuna que a sus 80 metros de altura contemplaremos otra hermosa vista de la ciudad, incluida los volcanes.

        


 


 

 

 

 


Turismo

Hoteleria

Gastronomía

Cultura

Cinematógrafo

Entretenimiento

Televisor

Farándula

Deporte

Tierra

Modernidades Tecnológicas

Recetario Médico

Publicitarias

Productos y Marcas

Responsabilidad Social

Trapitos

Hermosura

Financieras

Aventura del Café.

Texto y fotos. Rafael Del Valle Contreras.

Aventura y café, son sin duda dos palabras que invitarán a cualquier viajero a salir lo más pronto posible, vivir experiencias inolvidables y disfrutar de la bebida más consumida en el mundo.. el café

Turitur, conocido ya por su catálogo de atractivos paseos, justamente conjunta estas dos palabras y pondrá  a disposición del mercado su nuevo tour. Aventura del Café.  Complementando el ya conocido Sierra del Café, sólo  que en Aventura del Café, se viaja a Xalapa, capital del estado de Veracruz y en el segundo día de actividades se visita México Verde para vivir  turismo de aventura y convivir con la naturaleza.

Sierra del Café está concebido para disfrutar de la belleza de la ciudad de Córdoba, conocer los secretos cafetaleros de sus haciendas y cafeterías, además de reencontrarse con la historia del lugar, junto al disfrute del café en sus diversas formas de extracción.

Aventura del Café, amplía las posibilidades que esta zona de Veracruz resguarda, sin olvidar la parte cultural e histórica veracruzana, visitando una vez llegando al destino y comer en uno de los mejores restaurantes del lugar, el Museo de Antropología de Xalapa.

Considerado el segundo museo en su tipo más importante de América Latina, tan sólo atrás del  Museo de Antropología de la Ciudad de México, su visita nos dice ya, lo que nos espera en todo el recorrido. El conocer las famosas Cabezas Olmecas, nos dejará perplejos ante lo magnifico de su estructura, sin dejar pasar la oportunidad de tomarnos las primeras fotos, que formarán parte de una larga lista que tomaremos.

La importancia del museo, radica en su amplia y muy bien conservada colección, que bajo la guía de un experto que Turitur nos pone, viajaremos al pasado para conocer las culturas Olmeca, Totonaca y Huasteca, sin dejarnos de sorprender con la historia de una de sus piezas, llamada El Señor de las Limas, que fue robada y al no ser vendida se encontró abandonada y pudo regresar al museo.

Finalizada la visita al museo, las actividades continúan, conociendo en el pueblo mágico de Coatepec. La Mata “Beneficio de Café” reencontrándonos una vez más con el principal producto del  café. Su almacenaje y proceso nos será explicado para terminar la visita ya con el sol a unos minutos de ocultarse, tomando una rica y aromática taza del grano.

Una visita rápida al centro del pueblo mágico será, el preludio  de una cata  de café al compás del canto de las cigarras en la Finca Don Silvano. Conoceremos los cuatro sabores básicos que detecta nuestro paladar, también probaremos el rico café que allí cultivan, combinando su sabor con la gastronomía del lugar, nada más y nada menos que  de una típica gordita veracruzana de frijol acompañada carne de cerdo con plátano y cebolla caramelizada en  una salsa chipotle, preparada por la chef Tania Bonilla. El regreso  de la finca al camión que nos llevará al hotel, lo haremos en una caminata entre el sonido del río, las cigarras y alguno que otro mosquito.

     

Pasaremos la noche en un cómodo hotel, al otro día nos pararernos muy temprano en la mañana del domingo a un desayuno buffet,  Sin antes dejarnos sorprender  y correr por la cámara fotográfica para no dejar de hacer clic ante el Pico de Orizaba y el Cofre de Perote que se mostrarán espléndidos desde la terraza del hotel.

    

Tras un recorrido en el autobús por el centro de Xalapa, nos dirigiremos hacia Jalcomulco, donde México Verde, especialistas en actividades de ecoturismo, destacando el rafting que se hace en el río Jalcomulco, siendo catalogado el lugar como uno de los mejores en el país y a nivel mundial para realizar este deporte nos abrirá las puertas de la naturaleza. Para quienes no gusten de aventuras llenas de adrenalina, pueden permanecer en el campamento y pasar el tiempo en la alberca, tirolesa o simplemente caminar por el lugar y tomar fotografías.

    

Con respecto al rafting, tenemos la certeza de estar en manos de guías expertos y muy bien capacitados, utilizando equipo de primer nivel que es renovado de acuerdo a estándares de calidad. Una explicación previa del cómo manejar el remo y qué debemos hacer en cada una de las situaciones que se nos presentan, será seguido de vivir la experiencia en cerca de dos horas, disfrutando del paisaje sin igual del lugar.

Finalmente,  después de darnos un baño y ponernos ropa seca, haremos la última comida  buffet del paseo, tomaremos más fotografía y subiremos al autobús para regresar a la ciudad de México, en hora prudente, viendo el atardecer desde el camión  e irnos con una gran sensación, buenos recuerdos y deseos de volver a vivir la Aventura del Café, que Turitur tiene disponible desde el próximo 15 de julio del presente año.